Hola, Éste soy yo!

Jhon Rivera

Músico Independiente

música inédita para oídos inéditos

Buscar este blog

 

sola

le gusta el cielo si es azul y en sus ojos expresivos tiene en palma mi sonrisa si preguntan, me haré el loco que aunque tenga la respuesta yo no sé reconocerle ay mi Dios que hago ahora si ella tiene otro hombre yo no sé reconocerle su presencia me enamora le gusta el rojo si es de amor le roba tiempo al tiempo ya no quiere olvidar y se ha apartado del camino le gusta el color más oscuro que aunque ese sea yo tiene miedo a enfrentar lo desconocido ay mi Dios qué hago ahora no yo hallo una respuesta para ésta situación el corazón no me responde por ahora esperaré y seguiré sonriendo

sola

 

me voy

me voy
dejándome al camino
soltando esas cosas que el tiempo acumulo,
los libros que ya están en casa, los llevo siempre en mi cabeza
la música que siempre quise,
a ti y a ella,


a ella la recuerdo,  pero a ti aún más
el amor que tuve me lo llevo,
las risas, las noches y los remolinos en la cama

me voy por sendas con caminos olvidados,
por vientos más fríos, tan fríos... estoy solo
por encontrarme a mi mismo, cuando me halle perdido,

el sur será mi norte hasta que tus caderas revienten mis latidos

- escribiré una carta sin un destinatario
- levantare la vista y seguire el camino

E  G#  Csus
y aunque sea estraño
me siento acompañado, por todos los paisajes,
que encuentro en éste viaje
no importa el dolor y el peso de equipaje
ni que el telón se baje

me voy

 

Estás con él

G  D   E   C
estás con él y piensas en mí
               C            D                 G
cómo olvidar el amor que yo te dí
                 D                E
sabes que hay tanto de mí

               C                     D
en esas cosas que tú haces para él


A                              D
así digas y repitas que no me recuerdas
A                              C
así digas y repitas que no me recuerdas

G
puedes mentir que no hay amor
D
puedes negarme que soy yo
A
quien está dentro de tu corazón
C                               D                  G
sé que el tiempo y la distancia lo dirán
                                         D          C                 D                        E
podrás volar podrás decirme que ya todo a terminado para mí

G     D              E
sigues ahí siendo mujer
              C                      D-          G
pero el recuerdo lo llevas en tu piel
       D                         E                            C
tanta pasión, cuánto dolor está clavado en ti
     D
todo lo que Sucedió


A                              D
así digas y repitas que no me recuerdas
A                              C
así digas y repitas que no me recuerdas

G
puedes mentir que no hay amor
                D
puedes negarme que soy yo 
Am
quien está dentro de tu corazón
C                        D                     G
se que el tiempo y la distancia lo dirán
                                        D                        Am    D           E
podrás volar podrás decirme que ya todo a terminado para mí


no es suficiente

Estás con él

 

extraterreste

piel canela, cuando bailas y suenas los dedos,
cierras los ojos y exprimes tu boca

rojo
son tus labios y el cabello, y en con ésto decribo tu nombre

bohemia y  loca

extraterrestre

las mañanas que despiertas está hecho trizaz tu cabello
ahora te aguantas te dice el espejo
única, inquieta
racional y en ocasiones despiadada

ahora te tengo enfrente
suelto mis zapatos
te tomo los pasos
esperando algo más

extraterreste

 

para mí



para mi yo de 10 años

nos he visto en fotos sonriendo, en especial en una en la que el primer amor hacía de nuestros labios una sonrisa sincera; es verdad cierto? porque quiero seguir viéndonos sonreír, no como lo haríamos en una foto, sino como cuando uno ama.

Encontramos ese amor otra vez? o nuevamente lo hemos perdido? 

Siempre se nos dio muy bien escribir y hacer canciones, espero eso no se haya ido por la rutina o la familia. 

¿Sigues recordando al igual que lo hago yo ahora? porque no podemos vivir siempre en el pasado, no es que lo olvides, sino que lo recordemos mientras sigas avanzando, no nos permitiría que nos ganen o avancen más que nosotros.

¿sigo siendo terco y orgulloso? aunque sé que no es bueno, he perdido personas y cosas importantes por eso, pero me alivia saber que siento ese aprecio por mí mismo. Espero todo vaya bien, 

que seamos los que tienen las riendas de ésta vida,

con lo que hemos pasado no te permitiría que tal esfuerzo sea en vano, si no ha funcionado recuerda que tienes los viajes como escape, si ves que no puedes viaja, huye, pero vuelve con una solución, si no quieres y estás harto sal de éste país, olvídate de todo, los viajes en bici siempre nos han ayudado, espero que la salud nos lo permita.

¿qué tal la confianza? espero no estés dudando en las cosas simples pero importantes en ésta vida: un tinto, los amigos, escribir un libro. sí, esa es una meta que ya debes haber terminado, ELLA será un buen legado para el recuerdo, después de lo que pasó con el inicio del libro no he podido llorar, me refiero que aunque tenga ganas no me salen las lágrimas por más que quiera, espero tu no tengas que sufrir éste pasado con el que cargo ahora, si puedes llorar hazlo sin contenerte, porque te quiero mucho, porque estas leyendo algo viejo y pasado, y por sobre todo para que te acuerdes de ti mismo y no olvides de donde vienes. por nada del mundo puedes desaparecer sin volverla a ver, dale un abrazo y dile cuánto le queremos, hazla tu amiga, cuéntale todo, cómete un helado bajo la lluvia y llora, porque no quiero verme amargado. Haz feliz a la gente que comparte contigo, la música, los detalles, las fechas. ama de verdad, sé feliz. un abrazo para mí mismo de esos que sientes que te llenan y te dan paz y calor.

para mí

 

qué tan pronto es el ahora?

¿qué tan pronto es el ahora?

Se resume en un instante en que la muerte te hace recordar la vida.
E -                      C - D
que llorar al verle sonreír
E -                     C - D
es la verdadera alegría
hay quienes consiguen primero la felicidad
¿si durará por siempre?
¿qué tan pronto es el final.? de ésta herida

cada paso al caminar, es un lapso para pensar ésta vida
y no es sentirse mal, si lo que ocurrió no era lo que querías
E                       F#             G#          E             F#     G#
pero si llega a ser demasiado tarde, verla podría hacerle llorar
promesas, es pronto para eso,

cuando llegará el amanecer?
en donde no pase el tiempo.

qué tan pronto es el ahora?

 

el molusco



Empieza a existir este Molusco
que siempre Busca Palabras simples

 Y En este momento surgen muchas prosas,
Pero el fin de tantas cosas,

Se cambia el destino en tan solo una palabra

dicho en  Alguien de un lugar que cambia su propio destino....
y así dividen sus caminos

 Silencio
A este molusco también le gusta la  música
te tomaré por los ojos.
Solo verás los colores azules y rojos

Soy quien zumba a sus pensamientos.

Es el momento preciso de caer
y Volver a empezar

el molusco

 

Es verdad, cierto?


Fuiste lo que tuve más cerca de la felicidad, bajo este parque mirando las estrellas comprendo las cosas grandes que he perdido. Aún veo al cielo y pierdo las estrellas que te mostré esa vez, me odiarás tanto como me amaste alguna vez, me amaras tanto como lo hicimos, me llevarás tan presente como lo hago? me pensarás de la misma manera o una manera más dura y seria, me miraras en la calle y pensarás en primero en salir corriendo a verme, o estaré aún más dentro de ti, te levantarás en sueños llorando como yo, o esperarás la noche para recordarme. hay tanto que quiero contarte, decirte que lo he intentado pero no he podido, de muchas formas, hasta volverme un desperdicio, menos serio a lo que era antes. Falta decirte sobre la bufanda que me hiciste, lo que sucedió después, mucho después a que la quemara por el odio que sentía, hace falta contarte las otras canciones que hice, las otras veces que he llorado pero no tanto como contigo en aquel parque, que cuando no estoy solo es que logro olvidarte por un momento, pero no puedo siempre estar acompañado, ya no puedo levantarme pensando en otra persona para ir a trabajar y encontrarme con ella en la noche, no puedo soñar por ese momento, me pregunto si has sentido tan oprimido el corazón como yo, he pensado que si te veo, saldría corriendo a abrazarte y decirte lo que te agradezco por todo lo que pude vivir contigo, sé que quedaron menos fotos y más recuerdos, pero las poco que tengo las guardo. Me pregunto si te molestaste con el libro que te regalé, pero relata muy bien nuestra historia, me detengo entre líneas para meditar si aún debería seguir llorando cuando te recuerdo, aún después de tanto tiempo, quiero saber de ti, tu trabajo, tu familia, si realmente la pasas bien, si miras el cielo y te acuerda en algo a mí, si aún conservas los anillos, si ya en verdad me olvidaste... es verdad, cierto?
-

Es verdad, cierto?

 

Debes saber



Debes saber que soy sensible al llanto
y has vito mas de una lágrima rodar por mis mejillas
pero aún sueño con ese sol con ese día en que unimos nuestras almas para siempre
y aún tu recuerdo me trae nostalgía
te has entregado a una ilusión y solo quedé yo

Cuántas veces he llorado tu partida
cuántas veces te reíste de mi vida
pero ya ves, yo si he cumplido mi palabra
y te lo hago saber con ésta canción...




Debes saber

 

Te voy a contar la historia



Hay muchas cosas que me arrepiento 
y momento que nunca olvido 

hoy te voy a contar la historia de cómo todo pasó 
recordando en mi memoria sucedió 
era un día de clases como cualquier día 
ya desde hacía tiempo había observado fijamente tu figura 
que alimentaba mi locura 
y tú, hablabas con tus amigas 
y yo, solo en una esquina 

recuerdo ese beso que me diste tan desinteresadamente y dulce aunque sabía a sal 

pocos días después descubrí que tu mamá 
te había golpeado por mi culpa 
y sin más o poco a poco te perdí 
te alejaste ya de mi vida 

la razón es que nunca hubo razón, 
nunca me diste una explicación, 
sólo me dijiste adiós 

recuerdo ese abrazo que te di me pediste que te diera tiempo 
y no querías apresurarte a decirme algo que no es seguro 
yo no te doy tiempo de nada, porque el tiempo ya es nuestro
ni me digas que no es seguro pero si es real 

me imagino tu intranquilidad 
al pensar que soy uno más de tus pretendientes 
y aún más por cuál deberás de elegir es injusto y lo sabes
pero no debes preocuparte por mí 
puedes saber que no estaré toda mi vida esperando 
sólo estaré cuando me necesites y cuando llegue ese momento 
toda una vida esperaré hasta que muera

Te voy a contar la historia

 

AMIGOS DEL DESIERTO



a lo lejos del camino
no separes mi recuerdo
guerrero del destino
inimaginables muertos del desierto

encontrar a un amigo que luche por la verdad
sarpan flotas a la guerra
a luchar por la verdad

pienso en risas y recuerdos
ante un auge encantandor
corren llantos de mi alma
oye un grito abrazador

oye mi amigo siempre estaré allí
con un abrazo, como el que no te deja dormir
con un te quiero y te da alas para vivir

nana nana nana nnaaaa

pienso en risas y recuerdos ante un auge encantador
corren llantos de mi alma
oye un grito abrazador

oye mi amigo siempre estaré allí
con un abrazo, como el que no te deja dormir
con un te quiero y te da alas para vivir

estoy dispuesto a disculparme si me estoy equivocando
a mucho más, que unas fresas con crema

AMIGOS DEL DESIERTO

 

Distraida

Nunca le gustaron las fotos,
y menos cuando estaba en piscina
siempre hice lo posible
para que ella se sintiera bien, pero fallé mucho.
me pregunto que pensará tan distraida?

Quisiera ahogame con su mirada
pero aún en esa oscuridad le molestaría
aunque no me viera
me daría la espalda sin saber en dónde me encuentro
se taparía los oídos aunque no me escuchara
poque ella bien siente lo que pienso

pasarán los años, cambiarán los tiempo
pero de seguro pensará en no darme 
la oportunidad ni de recordarla en fotos 
ni de verla sonreir.

A su lado quién generó el vacío
lejos de ser un amigo, sonríe para llenar lo que ya olvidó
es el centro de la tristeza realmente, 
el causante de una distracción de lo que se oculta tras la imagen
una de ellas es el engaño y otra la desesperación.

por último quén está en medio de las circunstancias 
pero al final de todo
quien evita nombrar al hombre
o al nombre del hombre que no quieren saber
quien soporta el momento incomodo y sonríe 
para que los demas se sientan bien
y si bien es el único que escucha mi voz
que resuenen mis gritos en sus pensamientos
hasta que transpire mis palabras y pueda llegar a los oídos
de quien está distraida.

Distraida

 

Tras tu mirada

D/F#/B/A

Tras tu mirada se esconde tu alma 
tras tu sonrisa se esconde la calma
y un mar de oleaje tus cabellos negros... 
y tu figura en mi reflejo... 
rosas mis labios, tocas la puerta 
que habre el mundo de mis deseos 

mas allá de la oscuridad, se ve lejos el recuerdo 
y tu queriéndome en tu pecho 
alejando a mis miedos dentro. 

y una nota blanca y silenciosa rosa tambaleante mi corazón.

Tras tu mirada

 

usted que piensa Colombiano?

victoria es libertad, no paz con opresión
oscura es la verdad que oculta tras su mandato
Tristeza y agonía a cambio de riqueza
Exfuerso de los pobres
gananciadel bandido
Pobre el pueblo que no recuerda
Y aunque orgulloso estoy de los que han muerto
Recuerdo que vivo en un país sin memoria

Entonces digame usted Paisano
Les va a pagar el sueldo al asesino?
no lo va a hacer el gobierno, lo hará usted de su bolsillo
porque el presidente prefiere comprarse un paquete de almendras más caras que un carro
o cambiar las cortinas del palacio de justicia antes que ayudar

Han callado grandes periodistas por decir la verdad
yo se que muchos piensan diferente y quieren arriesgarse por una falsa paz.

usted que piensa Colombiano?

 

dejar de escucharte

aunque aparezcas en mis sueños
que me recuerden las noches
he dejado de ver algunas cosas

que me oprime el pecho tu recuerdo
aunque ya los años se vean lejos
que me dolio tu engaño
y me alegró tu dolor aunque también lo sentía

he dejado de escuchar unas canciones
he guardado todas las fotografías
he olvidado las oscuras emociones
he  aprendido que nunca fuiste mía

pero lo que nunca podría sera olvidarte
y eso va para ti también

dejar de escucharte

 

se me antoja


hoy me provoca tu risa 
el desarrollo elocuente de tu andar
ese contoneo
que arma la locura mía que te sigue
se me antoja que me des una bofetada
y luego un beso y luego un mordisco
y luego otra bofetada
y me mires desvariada
me dejes solo extrañándote

hoy me provoca que te calles una semana
que te extrañe por días
que te busque sin hallarte
que te pregunte por todas partes
y nadie me dé razón precisa de ti
y enloquezca y desvaríe
y caiga en el limbo perseverante
de un día hallarte
lunático por necesitarte

hoy me dan ganas
de mirarte desde abajo
recostado en tus pies
escalarte despacio conquistarte rápido
resbalarme desde tus cimas
abrazarte y no abrazarte
conquistarte, es todo, conquistarte

se me antoja eso más que nada

By: Daniel matute

se me antoja

 

Tu perdona

Tu perdona

C#M /G# / C / F
tú perdona si hay un destiempo cuando te miro 
cuando te escribo y te hablo si hay algo de mí que no te olvida 
pero es que quererte es más grande que yo 

y cómo le hago si tú lo cambiaste todo y me incluyo

tú perdona si en ocasiones me olvido de la amistad 
y te quiero besar el alma 

y pretenda acaso cuidarte sin reparos ni que lo pidas 

pero es que quererte es más fuerte que yo 
y no sé cómo hacerle para olvidarlo o acaso esquivar la daga que te lastime

tú perdona pero con toda el alma te quiero así 
que no te creas que pretendo molestarte los días es que mi fe se alimenta toda de usted

Tu perdona

 

Te soñé

Te soñe


Te soñé, había tempestad y todos nos refugiamos en una iglesia
te vi abriendo las grandes puertas
yo no tenía palabras así que me acerqué y puse mi mano en tu vientre
y me dijiste: aún lo llevas
miré mi mano y asentí al ver el anillo

tomé tu mano y medio conciente del sueño cambié de paisaje y llegamos a una habitación, habían dos camas, nos sentamos en el piso al lado de una de ellas, te sentaste entre mis piernas y te dije cuánto te extraño. me pediste no exagerara, pero era la verdad, solo te podía ver en mis sueños.

te sostuve aún más fuerte y te besé en la mejilla
me contaste que sigues con él, que te ha golpeado...
sentí una presión inmensa mientras me contabas las cosas 
que te han pasado; puede que lo merezcas, pero me duele que te pegue, te lo dije y te reíste.

aunque ya me supuse que las cosas se están terminando, me aferré un poco más a ti con la esperanza de no despertarme, te dije nuevamente, te extraño y nos deshicimos en cuerpo hasta que ya no te pude ver, ya estaba despierto y por más que quisiera, no pude volver.

Te soñé

 

el último mensaje

el último mensaje


Me llegó un mensaje a tardes horas
y como era bien sabido ya estaba desnudo y listo para ir a dormir
en la pantalla se podía leer:  Ya llegueee, donde estas?

a lo que yo respondí;  en mi cama desnudito pa ti 
auque en realidad no esperaba a nadie
solo por ser creativo y seguirle más allá de la corriente

dió una breve risa y dijo; no creo
yo tampoco lo creía así, igual me reí y me acosté a dormir
porque al fin de cuentas no era nadie, o almenos no alguien
que debiera escribirme a esas horas preguntandome un lugar que 
desconocía y al cual nunca llegaría.

Tal vez se diera cuenta más adelante del infortunio 
de que me llamo igual a la persona que esperaba
o que necesita unas gafas urgentemente, 
o más bien que dejara de gastarle bromas a su exnovio
diciendole a horas de la noche... Ya llegueee, donde estas?
para no tener que responder, estoy en casa, pero creo que mañana y siempre yo ya no estaré.

el último mensaje

 

tu no puedes

A - F# - C#m -

no, no tu no puedes,
dejar de ser esa persona que florece

y en mis sueños casi siempre en todo hay vida y nunca cambias
te quiero que hasta haría brujería para dar mis días

con mi suerte y mis palabras
paso las nosches negras de mi vida

un huracan de besos sería yo para ti
pero no seas igual al mundo

pero no permitas nunca que nada cambie
y así siempre estaré a tu lado

Te quiero tal como te conocí
así como me dices: usted si no cambia

y aún te hago reír con solo mis locuras
desaste ya de esa cordura

tu no puedes

 

para la guerra nada

para el viento una cometa
para el alma un café
para amarte una cama
y la boca pa comer
para el frío una ruana
y los chocatos pa caminar
para el sol mis ojos
para ti mi cantar

para la guerra nada
para el viento una cometa
para el lienzo un pincel
para la ciesta una amaca
para el alma un pastel

para el silencio las palabras
para la oreja un caracol
un culumpio pa la infancia
para el odio una canción

para la guerra nada

 

si me dieras



C   E
formas que se asoman por el cielo
G
figuras dadas en mi imaginación
cerca de tu lado, el perfume de tu pelo
me han hecho escribir esta canción

mientras se transforman y son movidas por el viento

F  - A-
Los recuerdos de mi infancia
los momentos a tu lado

jugando sobre los arboles

G - D-
bañandonos en aquel riachielo
A-   G
disfrutabamos todos los días

si me dieras un poco más de tus besos
podría revivir aquellos tiempos contigo

si me dieras un espacio en tu corazón
podría confesarte que aún te amo




si me dieras

 

colombia tierra querida



A-G
En esta tierra tan hermosa, llena de diversidad,
A-F
no podría abandonarla ni un segundo
A-G    F-E
en otro lugar no tendría la confianza genera mi tierrita
en otro lugar no, no encontraría caldo con arepita

y aunque las mujeres son bien bravas
y ya siento esas miradas espectantes


F-  G
yo me caso con la que me pegue
E   F
y si la engaño pues que me envenene

A-G-F-G-A#
y solo por dejar la petición
me pueden pegar cuando termine esta canción


colombia tierra querida

 

cómo decirte que te quiero


G - A- /D como poder decirte que te quiero
como poder explicarte en mis sueños
dejame y no me olvides
oraciones hoy no puedo
G / E/C/D tiendeme tus manos
entiende entre lineas mi ruego
C/G/E
que quisiera estar contigo pero no puedo

D un día intenté robarte un beso
C
inesperado pero cierto
D
entonces comprendí 

G A rondando en mi cabeza has estado
E  D
ocupando los espacios de un abrazo
ahora el tiempo ha pasado
no podría comezar denuevo

C   E guardar tantas cosas quiero
A-   E
irreistible tentación escapar de todo
G   E  C  D tiendeme tus manos
entiende entre lineas mi ruego
C  G   E
que quisiera estar contigo pero no puedo


Jhon Rivera

cómo decirte que te quiero

 

Canción a la Rayuela



A - F - G - D

Jane está sentada leyendo una historia muy particular
Letargos de la infancia, interesantes versos en juegos
Avanzando de salto en verso
no quisiera yo incomodarla 

ahora en este momento
es victima de mis experimentos
salto en el instante en que baja la mirada
como la haría en la rayuela
lanzando mis miradas suplicando por su tiempo

Canción a la Rayuela

 

nada más que tu sonrisa


hola como estas que sea un buen día para ti 
y me disculpas por la espera 
hay muy poco tiempo en mi trabajo 
y las otras cosas que me ocupan no me dejan 
el poco tiempo que me queda me relajo 
tanto que no hablo con mi vieja

B - F# - E -A
es bueno que conozcan bien como soy 
se que soy un egoista y un poco narcicista 
 y yo solo quiero conocerte 
no busco nada más que tu sonrisa 
porque con ella bastaría si lo tuviera todo 

te recuerdo que no soy constante 
y puedo perderme en solo un instante
busco alguien con quien cantar mis canciones 
o que por lo menos las recuerde
que despierte todas mis emociones
entre palabras y conversaciones

nada más que tu sonrisa

 

El último cigarro


G-D-B-D-A
En una noche probé los dulces momentos que me diste
G-B-D-A
y en cada mordida se me iba el tiempo
E-F#                D-A
por todos los lugares en que habita el miedo
G-D-A
y sin dejar rastro salí corriendo


E-G-B-D
ahora que encontre alguien que pueda ver
A-F#
los que hacen falta de mis sentimientos
E-G-B-D
guardarme un espacio poder oir su aliento
A-F#
mañana quizas llueva y pueda ser

que el último cigarro
el último lamento

que pierdas la vista
y no puedas ver

by: jhon rivera

El último cigarro

 

CADA MAÑANA

Quiero que olvides lo que he dicho antes, eso de que te amo
la verdad es que te odio, desde la primera vez que nos vimos,
supe que no me convenías, ocultando tus sentimientos cada vez que podías, aceptandome como novio cuando en realidad lo hacias por experimentar, sin decir nunca ni pio que me dejabas de querer hasta que te fuiste, sabías que iba a sufrir, no es justo, si hubiera sabido que te ibas a ir, nunca te habría cantado ni una sola canción, al fin y al cabo seguro que piensas que nunca llegaré a nada, te pareció divertido seguirme la corriente, dime que nunca viviré a la altura de tus espectativas, nunca estaré a la altura de mis sueños, así que dimelo de una maldita vez, dime que te molesto. dime que me odias, por qué te comportas de esa manera?
Nunca dices lo que es importante
haces como si nada fuera contigo
llevas toda tu maldita vida huyendo

cada mañana...
cada mañana desde que te conocí
me levantaba, iba a trabajar
solo pensando en poder verte al finalizar el día.

pero en ese lugar en que un día tu me salvaste
tambien me desaparecí

cada vez que añado un día a mi vida, no puedo dejar de pensar cómo te irá.

Gracias por haber leído ésta carta tan larga

yo tambien he estado aprendiendo a caminar
y algún día cuándo aprenda a caminar, mucho, mucho más lejos, volveremos a vernos.



CADA MAÑANA

 

ME OLVIDÉ

Inicié todo con lo menos que pude,
me olvidé de mi mismo por recordarla a ella
olvidé a mi familia por estar con mis amigos
olvidé a la que me ama por buscar el amor

Inicié repitiendo mi terquedad, mis loculas y franquesa
Inicié con ganas de llorar, pero las lagrimas no salian
comencé todo con mi soledad

Antes de iniciar te miré mientras cantabas y tu voz, tus labios, tu pulsera, me dió mucho más de lo que merecía, hermosos recuerdos

Tu y yo sabemos que terminé y comencé de la forma más dificil
recordando todo sin dejar escapar detalle.

Terminé con unas copas y a tu lado
Inicié con un cigarro y sin ti

Aunque sabes lo que siento
y si bien que te lo he dicho
aún no me lo permitirías
porque tu y yo sabemos 
que aún no he pasado aquel capitulo en mi vida.



bY: Jhon Gilberto R

ME OLVIDÉ

 

La Carta

Eve: De que yo sufra mucho carece de importancia comparado con el problema que ahora hay junto a ti, mi querida eve, has perdido la confianza más de lo podrías. 

Nunca he conocido una persona más manipulada que tu, aguantas más engaños que lo que tu inteligencia puede soportar, eres sincera en lo posible y directa cuando es necesario, pero eso no te sirve si siempre estás ciega. Eres insencible, y careces de lo necesario para comprender o escuchar a las personas, huyes de quien quiera expresar sus sentimientos, a exepción del problema que decidiste tener como pareja. Te cierras mucho, tanto como para dejar pasar lo que verdaderamente importa. 

En particular, nada sociable. De mal caracter, sumisa e insegura de expresar abiertamente lo que siente o piensa, grosera en cuestiones de honor, sin respeto hacia el amor, Un cerebro trajeado y alma sin escencia, domesticada como un perro y malgeniada como un gato, Egoísta con "el problema" a raiz de la inseguridad que siente hacia él como resultado de atrofia sexual. Sin amor por la familia, los amigos o si misma. 

Astuta, pero carente de la determinación para llevar a cabo lo que se plantea. maravillosa pero no indescifrable, lo único que le dá presencia es su mismo silencio y empeño.

Y lo peor de todo querida Eve, es que aún te sigo queriendo. 



No hay texto alternativo automático disponible.


 Tuyo.
 Jhon Gilberto R

La Carta

 

PODEMOS HABLAR?

La verdad es que te estraño, pero no quiero caer en el error de perderme
sigo pensando en qué más me podría hacer tan feliz como estár a tu lado
ahora mismo estás con él, y quién sabe si él realmente esté solo contigo
separarnos sin duda ha sido el hecho que cambió nuestras vidas,
no sé si contigo hubiese logrado estar en donde me encuentro ahora
porque tu amor ata, es una prisión de la que cualquiera no se atrevería a salir, no si es que quiere perder ese felicidad de estar a tu lado.
pero ya sabrás que mientras yo me escapé y no quisiera decir que para siempre, si puedo asegurar que él aún sigue en ti, pasando frente tuyo la revista con visitas conyugales sin que te des cuenta. 

pero es que eres tan ciega que no lo notas, y no te culpo. y tampoco pienso culparme, he podido lograr mejores cosas con mi libertad, he podido instalarte por ejemplo en mi mente, en el centro de mis emociones, no sé hasta qué punto tenga yo un espacio en tu memoria, y si lo hubiese seguro que no con recuerdos muy buenos, porque sé que mi íra y mi odio en algún tiempo te hicimos pasar un mal momento, pero tambien debes ser conciente que en tu prisión permitiste entrar a otro reo aún teniendome a mi. 
y qué espacio había para los dos? acaso tu lo permitirias? estarías con ambos al mismo tiempo?
De seguro que igual habría escapado, habría tumbado tus muros, saltado la berja de tu casa y corrido hasta desaparecerme. y con desaparecerme no me refiero a que no me encuentres, porque bien sabes siempre en dónde estoy, me refiero más a la impotencia que me causa el tener que verte a escondidas, y aún así me acerco a tus murallas, solo para asorme y verte, verte más grande, más madura, no sé que se te pasea por la cabeza, seguro dirás ahí está ese loco que se me escapó, pero no importa. 
De seguro lo sabes, tengo unas ansias asesinas! si, unas psicopatas y mesuradas, vivo planeando cada día para tu encuentro, tendré más armas y con esto me refiero a las palabras, porque es lo mejor que tengo. no me digas que tu ya estás preparada! porque se lo que harás, saldrás corriendo como siempre, huirás de tu eminente destrucción, porque sabes que lo que te diga te hará daño, te hará sufrir aún más de lo que estás sufriendo aunque no lo aparentas.

entonces dime... podemos hablar? no por aquí sino de frente.




PODEMOS HABLAR?

 

LA CAPERUZA ROJA


la chica de la caperuza roja guarda muchos misterios
caminando por un valle la miré
dime que escondes chica de la caperuzsa roja
acercate y cuentame tu historia

me contó de su amargada abuelita que tiene cuento con un leñador
cuando él llega la manda al bosque a buscar no se que hierbas medicinales
miro el canasto está repleto de hierbas
abro los ojos y se me hace agua la boca
me dice quieres? vendo a mil el paco
esto es mucho para mi y mi abuelita

en fin nos sentamos, me contaba de lobos que la andan buscando
mientras muje el humo espeso bajo el arbol de cerezos
aquí frente a ti como animal silvestre de libre atadura y con algo de malicia
pero dejame decirte que no voy a participar de tu elección natural
yo usaré la cabeza y esperaré pasciente para comerte

la chica de la caperuza roja guarda muchos misterios
caminando por un valle la encontré
dime que escondes chica de la caperuzsa roja
acercate y cuentame el final de tu historia
fin...

Marl johnvras



LA CAPERUZA ROJA

 

Entre mis manos




tu eres como una canción
te descubro entre mis manos y en mi boca
te escucho cuando caminas
cuando doblas las esquinas
cuando hablas y me analizas


en mis manos junto a mi guitarra

y en mi boca junto a esta canción
que dirías si te digo algo indecente
cruzo en sentadillas toda tu memoria
te descubro acostada con mis pensamientos


que será de mi si te dejara entrar por la puerta principal



sin duda alguna te llevaría a la cama para conversar

me arriesgaré a que me vivas...

La imagen puede contener: 1 persona

Entre mis manos

 

Pruebame




pruebame
yo ya estoy preparado
para vivir sin arrepentimientos


no importa el tiempo o el lugar, ya no hay pretextos

no imoprta allí estaré


seguro dices, como sigas no vas a comer

además, por qué acabar tan pronto la diversión


se de algunos vicios que te gustan y que odias

exporadicos, casuales
salvajes y criminales
te gusta llevar el control de la situación 
y clarmete ya te imagino encima de mi


me punza la duda que tipo de experimiento 

me hará tu mente curiosa (bis)


Pruebame

 

aún me dueles

acaso no entiendes!
aún me dueles,
me duele aquel instante en que no supe cuándo te había perdido,
me duele la ignorancia que me dejó  el amor por no saber vivirlo.
y yo de eso qué iba a saber, si te quería a ciegas, sin preguntarme sin mirar siquiera lo que sucedía enfrente mio.

me duele lo que dejaste de ser, las cosas que empezaste aún no las comprendo, las viviste más a   prisa que conmigo, pero te quedó el vacio, no sé hasta que punto sea como el mio.

me duele odiarte y seguir amandote al mismo tiempo.
no diré que me duele el no verte, porque sé que si te viera en estos instantes me dolería más, me desmoronaría en llanto y seguramente te irías. Tomarías un rumbo diferente para no encontrame con la excusa de no hacerme daño. 

Me duele que te escondas solo para no fingir una sonrrisa, me pregunto aún con qué excusas saldrás si te espero. De sentir que cae el mundo sobre mi ya es pasado, si lo llevo cargando desde que te fuiste, tomaste la mitad de mi vida y saliste corriendo, y ni como alcanzarte si a los pocos días tu ya estabas lejos. 

Me duele que no respondas, pero a la vez me alivia, estár en el anonimato no es tan malo, te sientes como en medio de todas las circunstancias y ves cómo todo para a tu alrededor, creo que es el único lugar en el que te darías cuenta en todo lo que ha pasado desde una perspectiva más amplia.

y por si me faltara decirte algo quiero que pienses bien lo siguiente; aún me dueles.

Marl Johnvras


aún me dueles

 

DE UN TIEMPO ATRÁS




Quiero caminar contigo y decirte al oído lo mucho que te quiero
lo mucho que te extraño
no dejarte ir, quiero decirte muchas cosas
pero no alcanza la memoria para recordar lo mucho que te quiero

Y no dejarte ir
quiero decirte muchas cosas pero no alcanza la memoria 
para recordar lo mucho que te quiero

Y no dejarte ir
quiero decirte tantas cosas pero no alcanza la memoria 
para recordar lo que no es verdad

hoy quiero olvidar y así voy cantando, voy recordando
que lo nuestro ya pasó  y todo terminó
y voy cantando y recordando
que todo esto me gustó pero debo decir adiós


De un tiempo acá no todo va muy bien
ya empiezan a faltarnos las palabras
me hacen falta tus caricias y miradas

De un tiempo acá no todo va muy bien
perdoname que insista con lo mismo
pero es que entre tu y yo hay un abismo
creo que tu amor y el mío no se llevan bien
de un tiempo acá no todo va muy bien.




Jennyfer - Elendil

DE UN TIEMPO ATRÁS

 

TU YA ERES FELIZ

Tu ya eres feliz, y no voy a dañar tu vida con mis sentimientos, creo que es lo mejor para ti. Intentare como siempre no llamarte o escribirte. 

No me contestes, reconoce mi vos y cuelga, si te escribo no me respondas. Me alegra saber que existes, que puedo imaginar el brillo de tus ojos y la curvatura de tus labios. 

Debo seguir solo, nadie tiene la culpa; soy yo y la forma en la que asumo las cosas, no es una despedida pero siempre estare para ti y puedes buscarme, es la única forma valida para acercarme a ti. Te entiendo en todas las formas, incluso esa forma en la que puedas amar mas de lo que me amaste y es inevitable sentirse triste, se que existes y que estas alli destilando amor, amando y no sé hasta que punto siendo amada, mi consuelo es de tontos y lo soy 
“tarde que temprano todo muere” perdoname por el pasado en verdad no se mucho del amor, hoy en dia solo se que te hace feliz un dia y luego ya no. Aún me haces feliz con tu presencia y si algun día te sientes sola y vacía ya sabes que hacer. 

No deberia decirte esto pero, es mejor que lo sepas para que lo tengas claro ,aún te amo por que soy un bobo que se quedó amando solo viviendo de recuerdos, eso me hace feliz y desgraciado a la vez, pero tambien prefiero tenerte como amiga, así podre verte de nuevo. Perdoname por todo esto que te hago pasar y entiendeme tu a mi también por favor no se me es fácil, también está la posibilidad de que elijas la primera opción, puedes desaparecerme y yo te entendere de igual forma. Te querré como quieras que te quiera y ante todo respetaré tus sentimientos .Te quiero demasiado y es mejor decirlo asi para que no te incomodes si digo que te amo.


Kiro sama.  ( "Cada persona es como un groso libro, con historias y sorpresas,con fantasías y demonios; No son libros que cualquiera pueda leer... pero cuando lo lees puedes tener la oportunidad de escribir en el, tal vez un final feliz o hacer de el un triste y solitario final. ")




TU YA ERES FELIZ

 

TENIS ROTOS

capo en ·#3  C/A-/E/F


Alegria es obtener

muchos sueños son promesas
corazones que confiezan
el engaño de vivir


muchos sueños son eternos

la distancia es soledad
los amores que un día tuve
se cansaron de esperar


noche vieja, luna llena

solo invitalo a cantar
la tristeza es ilusion 
latraición desigualdad



D/A/E/G

tenis rotos
sin botones mi camisa
camino sin tener prisa
noche oscura y suave brisa


tenis rotos 

sin temor no hay dirección
mil caminos he de andar
decidida mi camisa

compartir es amistad
comprensión es aceptar
no le importó mi dolor
se marchó sin mirar atras
varias voces reunidas
fuerte lazo de amistad
los sonidos el temor
dulcemente una guitarra una canción


estoy llorando sin dolor

ayer te escuché cantar
estoy llorando sin dolor
ayer te escuché cantar


tenis rotos 

sin botones mi camisa
camino sin tener prisa
noche oscura y suave brisa


tenis rotos 

sin temor no hay dirección
mil caminos he de andar
decidida mi camisa

Resultado de imagen de EL CAMINANTE

TENIS ROTOS

 

¿QUÉ SERÍA INTERESANTE?

Interesante sería conocernos, podría saber las cosas que faltan en mí, descubrirías las que hay en ti, ahí es donde nuestros seres se alimentan y se complementan, y si puedes aprender de alguien más hazlo, y vuelve para seguir alimentando mi alma. Quiero conocerte, y es lo único que busco en esta vida, quiero aprender de mí mismo y de mis errores, quiero aprender de ti y reflejarme en tus acciones, quiero pasar a ser parte de tu diario vivir sin estar allí, sin posiciones y ataduras, Tu con tu mundo y yo en el mío, tu soñadora y yo ideando la forma de envolverte con mi empatía, contándote todo sobre lo que en verdad soy sin penas y trancas.

Y si tal vez quieres poder entenderte a ti misma ya que a veces te preocupas más por los demás que en ti misma, antepones lo que realmente quieres para dar gusto a tus seres queridos, Das tanto sin recibir o esperar algo a cambio, y adoro eso de ti, pero sé un poco más egoísta, enfócate en lo que tú quieres, se avara, piensa en lo que es mejor para ti, lo que realmente deseas.

Yo vivo con dudas y en ocasiones me siento raro, pero así me siento bien, yo junto con mis contradicciones y metáforas, locuras y la concepción que tengo de lo correcto. Todo eso lo he aprendido a amar, me encanta como soy, pero aún debo mejorar, y si en algún momento decides perderte conmigo… te estaré esperando.





By: marl johnvras

¿QUÉ SERÍA INTERESANTE?

 

HACE VARIOS DÍAS





hace varios días que no duermo en mi cama

hace varios días me descubro en tus mañanas
no se que iras a hacer si no me dejas
me voy a enloquecer atado a tus piernas
y una canción esta sonando en el fondo de tu habitación
mi cuerpo te responde solo a ti
y ya no quiero salir
solo soy un pequeño niño en tus brazos
un indefenso ser colgado a tu imaginación.



Jhon Rivera

HACE VARIOS DÍAS

 

MI PAÍS





Nací entre hojas de café que produce mi tierra
crecí entre la fauna y la flora más hermosa de ésta tierra
y he visto como se destruye todo aquello junto con lo que he nacido, en los mapas de la escuela no dibuje panamá, están pagando con mi país la deuda externa.

PATRIA LA PAZ Y LA VERDAD

HAY MUCHO POR LO QUE PENSAR

desde colón nadie a sabido liberar y los que lo han intentado se han ido como Galán.
paisano no le eche la culpa a Jorge Isaac
que pagó su voto por la derrota
y si usted está esperando que arreglen éste país 
pues siga ahí sentado pagando el iva y los impuestos
la guerrilla y la contaminación que han traído las multinacionales

COMPATRIOTA, ES HORA DE UNA REVOLUCIÓN

y siguen arreglando las vías y construcciones para entregar éste país como nuevo al extranjero.

PATRIA LA PAZ Y LA VERDAD
HAY MUCHO POR LO QUE PENSAR.



soundnotes-power.blogspot.com (marl johnvras) sonidos de notas

MI PAÍS

 

ELLA

Ella es una breve historia llena de tragicomedia y trastadas que le suceden a nuestro personaje MARL es un proyecto de vida que se espera se finalizado antes de la muerte del propio autor, en la cual contará las vivencias que le han ocurrido a su modo.

El candelabro en la mesa
-        ¿Qué día es hoy?
-        ¿Por qué lo preguntas?
-        Creo que es importante saberlo, así decidiré que debo hacer…
-        “El ser humano no puede tener siempre lo que quiere, pero sí puede dejar de hacer lo que  no quiere”
-        ¿A qué viene eso?
-        Es la frase de una canción que escuché.
-        ¡Pero eso no resuelve la pregunta!
-        a mí me ha resuelto la vida escuchar la canción, deberías oírla también.

Es de día, el sol ya atraviesa la vieja cortina tejida de mi habitación, aún no ha sonado la alarma, solo era uno de esos sueños, el Hombre con el que hablaba se llama Shead, o al menos es lo que recuerdo.
Soy un Bibliotecario de medio tiempo, joven de escaso futuro y presente incierto,  dueño de la otra orilla… de la cama, porque la de éste lado ya está ocupada, no sé cuándo se le ocurrió a Shead decirme que en ese lado duerme él, la noche del PRIMER DÍA se me ocurrió acostarme de su lado y la que se armó.

-        ¡¿Pero qué está pasando?!
-        Estás cayendo a un precipicio.
-        ¡Eso veo! ¿Pero por qué?
-        Es muy simple, he medido los lados del ángulo correspondiente al cateto que equivale a la mitad de un rectángulo y he decidido sacarte del lado que me corresponde de la cama.

Ese día como los anteriores el sol atravesaba la vieja cortina tejida de mi habitación, aún no había sonado la alarma; el golpe me despertó, estaba tirado en el suelo junto a mi cama cuando entró ella para iluminar mí mañana, había más luz debajo de su falda de la que podían soportar mis ojos, pero no me dejaría ciego mirar un poco, las curvas de sus piernas se alzaban hacia el norte desde mi sur y su sonrisa me esperaba en el horizonte, si, estaba molesta y esa sonrisa estaba mucho más allá de los confines. Me levanté ágil como malabarista de circo y me dispuse a empezar el día, miré que el reloj apuntaba las cinco y diez, ya iba lo suficientemente tarde para el trabajo como para demorarme más, me escurrí en la regadera como un gato y como tal salí de allí, deprisa me puse la camisa de The Who!, los bóxer lacrados que me ajustan bien las esferas del dragón, los Jeans de siempre y las primeras botas que vi en el canasto.
Ensillé mi yegua verde, verifiqué que tuviese aire en las ruedas y me dispuse a pedalear como alma que lleva… ¡Las llaves!  ¡Se me quedaron las llaves de la biblioteca!
-        Aquí están.
-        ¡Si! Gracias, te debo muchas, no sé qué haría sin ti, nos vemos más tarde.

… Mano izquierda en la rienda, pierna derecha arriba y ajustando motores, verificando amortiguadores, ahora sí, me había quedado en… el diablo!
Tomo la autopista principal del pueblo, paso por el gimnasio de los eruditos en donde están siempre las Barbies tonificando las mentiras de enfrente y atrás, solo miro de reojo, (no quiero verme involucrado en algún accidente por dar más detalles y ustedes tampoco quieren que termine aquí ésta historia) y así continúo hasta donde se levantan los árboles, los riachuelos, y el camino de pinos, Justo al lado hay un puentecillo de madera que se mece con el viento y con el galope de mi yegua, siento el vacío en el estómago, veo tras los tablones el agua pasar por las rendijas, maniobro las riendas para  esquivar las partes sin tablas y llego al gran roble que sujeta uno de los extremos de aquel puentecillo. Continúo mi camino corriendo con mi yegüita al hombro ya que las piedras filosas y sueltas del camino ya me han hecho pasar malos ratos por no decir golpes y demás…  terminado ese tramo empujo mi yegua y salto en ella como yoggi profesional y zaz! Por ponerme de payaso le reviento la llanta de atrás, afortunadamente mi yegüita tiene un hijito de una rueda (siempre lo llevo para las emergencias) y preciso es una bajada, ensillo mi monociclo rocinante, pongo a su madrecita herida en mis hombros, me hago la cruz y bajo como equilibrista de circo… 
Y por fin llego, menos herido que otros días y a la hora exacta 8 am en la que se abre. Aun no hay nadie, saco la llave del bolsillo izquierdo ya desgastado por el roce de los objetos, abro la gran puerta de madera con inscripciones la puissance de noms est partie de votre sprit (Que el poder de los nombres sea parte de tu mente) enciendo el candelabro de la recepción, para que los lectores admiren ésta hermosa figura y también para que vean el ancho y desgastado libro de visitas cuando firmen. Tomo asiento y descargo mi equipaje en el suelo junto a mis pies…

Soliloquio.
-        Gancho
-        … aquí está.
-        Palanca
-        Aquí está
-        Haciendo primera inserción.
-       
-        Haciendo segunda inserción… examinando área afectada…  No hay nada que hacer, debemos cambiarla, está totalmente destrozada tiene fisuras en el área uno, cuatro y la válvula de aire está fracturada, ¡¿hay algún donante voluntario?! Necesitamos un trasplante.
-        ¡Aquí señor! La encontramos en el cuarto de reserva
-        extrayendo órgano afectado... Finalizando de extraer residuos… iniciando inserción del nuevo organoide. Reacomodando área dos, tres, cinco y ajustando válvula de aire.  – bomba.
-        Aquí está señor, es la única que tenemos.
-        Recuérdame pedirle al departamento de reserva que renueven nuestros implementos por unos más sofisticados.
-        Sí señor, lo estaré recordando.
-        Bombeando… 1,2…1,2…1,2…  comprobando niveles de tención, confirmando reacción al movimiento. Listo, hemos terminado de arreglar la llanta de mi yegüita.

Empiezan a llegar los lectores matutinos y a seleccionar libros deliberadamente para husmear las historias que pueden entrever escogiendo paginas al azar. – ¡yo pienso que deberían tomar un libro y ya!  Sin rodeos ni excusas de si es interesante o no, empezar desde el comienzo hasta la última página, toda obra literaria tiene su razón de ser. Recuerdo que hace años hice una canción, un día la volví a escuchar y me pareció algo aburrida pero entonces me di cuenta que estaba equivocando, en donde quedó el sentimiento de esa inspiración, sentí como si no hubiese valido la pena haberla hecho y entonces pensé: ¿acaso no importan los sentimientos que tuve el momento en que la hice?  Así también sucede cuando escatimamos cualquier obra, ¿acaso no importan los sentimientos del autor? Deberíamos leer un libro como lo hacemos con las mujeres, si, así como lo leen, uno no escoge a cinco mujeres libros y las lee frente a la otra, eso sería machismo literario.(comparación de libros con una mujer) Primero lo primero, le hablas de ti y de tu, ves su nombre en la cubierta y le das la confianza para que ella te abra sus páginas, te cuenta de donde viene, quienes trabajaron en ella para poder estar contigo ese día, Te explica las cosas que le gustan para que tú la entiendas aún más y de repente te darás cuenta que tienen cosas en común y querrás seguir viéndola, se lo dejaras adentro cada día (el separador) para poder continuar en donde se quedaron y al final te llevas un recuerdo de ella, una enseñanza, una canción…
¿Y qué si te miro a los ojos?
Aunque me distraen tus labios
El sendero que marca tu sonrisa al mirarme
Se detiene en mi tiempo

¿Y qué debería yo hacer para ser tú enemigo?
Que aunque no haya cariño ni amor
Y sientas esa necesidad de mí, de odiarme.

Qué más quisiera yo
Que me necesitaras y pensaras en mí
Ser el recipiente de tus sentimientos
Porque así tal vez en un descuido un día me rompa y pueda desbordarme en ti
Recorrer cada parte, entenderte y por fin encontrarte
Volver a mirarte a los ojos y decirte… ¿quieres ser mi enemiga?

¡Ah!, ¿qué tal? Te lo voy a explicar, ¿te ha pasado alguna vez que no puedes estar con la persona que te gusta porque es tu amiga? Pues aquí la solución, hazla tu enemiga. Eso sí, las mujeres son las peores enemigas que puedas imaginar, su indiferencia puede quebrantar la voluntad del más noble, con algo de gracia y dedicación se les puede convencer, pero no hará mucha diferencia, es como eso de que si Mahoma no va a la montaña que alguien lo lleve a tuche, el camino es duro pero al final tiene sus frutos, tú aprendes un poco más de ellas, y ellas se divierten haciéndote sufrir, todos ganan, hasta Mahoma.
Ya está lleno el recinto y no hay asientos libres en el salón principal, y permito que los otros clientes lleven sus libros a casa si lo desean.
-        Hola Marl!
-        Bienvenida Denna! El salón no está disponible, ¿deseas llevarte el libro?
-        No creo, en casa no tengo tiempo.
-        ¿Tienes carnet de membresía?
-        Si, ¿por qué lo preguntas?
-        Hay un mini salón disponible para los clientes preferenciales cómo tú.
-        ¿Ah sí? No lo sabía.
-        Acompáñame por favor. – En verdad hay un pequeño salón que es como mi recinto de lectura y no me importaría compartirlo con Denna, me encantan las mujeres que saben algún tipo de arte y la música lo es en ella, ¿que por qué lo sé?, los violinistas tienen una mancha en forma de punto característica en la clavícula que se da por apoyar allí el instrumento y no lo digo por lo hermoso de su cuello o el escote de su blusa, pero hay algo que me atrae, y aunque mi corazón ya está ocupado, mi mente me dice que puedo aprender algo de ella.
-        ¿No me estarás llevando a algún sitio extraño para hacerme cosas raras? (risas)
-        Todo depende de que sea extraño para ti. (risas) – ahora es el momento del silencio incómodo, nunca me ha ido bien cuando estoy nervioso, la risa me sale algo macabra y se me nota el nerviosismo en la cara, no puedo evitar emocionarme por lo que pueda suceder en aquel cuarto. – Tranquila no te preocupes, te dejare seguir sola, el salón está allí al fondo.
-        Gracias.
Doy media vuelta y regreso al mostrador, tranquilizo mi mente, dejo un letrero de fuera de servicio, Tomo un respiro hondo y me vuelvo a mi recinto de lectura.
Mientras me dirijo ante la puerta del pequeño salón con pasos silenciosos cierro los ojos y los abro lentamente antes de tocar.
-        ¿Puedo pasar? – sin hacer caso a una respuesta mi mano se posa en la perilla y la abre por inercia.
-        Ah, hola Marl!
-        ¿Qué te ha parecido el pequeño salón?
-        Es acogedor.
-        Y también muy tranquilo. – Se los voy a dibujar con palabras, cuando entras lo primero que ves enfrente es un estante de madera lleno de libros con algunos espacios libres, en la parte derecha hay un pequeño escritorio con una lámpara, una máquina de escribir, papeles y otras pequeñas cosas sueltas, justo al lado un sillón con el asiento sumido y los brazos gastados, en la parte izquierda están en la pared un violín junto a una guitarra colgando,  Denna sentada en la única mesa despejada mirándome. Tomo enseguida asiento en el sillón, escucho un pequeño golpe, pero no le presto mucha importancia. - Disculpa por molestarte.
-        No hay problema, igual iba a tomarme un descanso, pero veo que ya me has ganado el puesto.
-        Ah, si quieres sien… - acabo de oír uno de los peores ruidos que podía escuchar. Me quedo petrificado y suspendido en el aire teniéndome de los brazos del sillón, veo la cara de Denna ruborizarte y luego desprender una carcajada y recuerdo el pequeño golpe de antes y toco mi parte trasera, veo que desprende un resorte del sillón halando parte de mi pantalón.
-        (risas) Ay Malr pero que suerte tienes.
-        … - me quedé atónito de la reacción de Denna pero agradezco que no haya salido corriendo pavorizada. Regreso a mi puesto lentamente hasta sentir la punta del resorte apuntarme la nalga izquierda, reacomodo con mi mano el resorte y me preparo para cambiar rápidamente de tema. - ¿Y tocas violín? – veo que trata de contener la risa y lo logra.
-        Si, ¿cómo lo sabes?
-        No sé, solo se me vino a la mente. ¿Te importaría tocar algo para mí?
-        Claro que no me importa.
-        ¿Te importaría tomar por mí el violín que está en la pared?
-        (risas) claro que no.
No puedo describir la cantidad de sensaciones que me produjo, la vi tranquila como si la niebla se despejara suavemente hacia el suelo, cerró los ojos como si buscara la partitura de la canción en su mente, tomó un hondo respiro que fue soltando junto con las notas, escuché la melodía de blancas y negras, silencios que se hacen eternos y tenues, escuché la caricia del viento que no entra por ninguna ventana y la nieve caer en pleno verano, la vi, y más que verla la sentí y quise ser parte de ella, así que en silencio me acerque a la pared en que estaba ella y tomé la guitarra sin hacer ruido, y volví a mi puesto. Preparé mis oídos para unirme a ella y cuando pude comprender lo que sus notas decían estuve listo para ir, acaricie levemente las cuerdas buscando el primer acorte, cerré mis ojos y deslicé mi mano e hice danzar mis dedos junto con los de ella, y mis silencios contemplaban los suyos y míos fueron sus recuerdos, le expliqué con notas lo que he vivido y ella respondía a ellos, pude oír el último silencio y ver una lagrima salir de Denna.
-        Disculpa por llenar tus mejillas de lágrimas, no toco tan bien como tú.
-        No, nada de eso, lo haces muy bien. ¿Cómo lo hiciste? Nunca la habías escuchado.
-        ¿Tu canción? Umm, como describirlo, es como si fuese una historia, yo solo hice parte de lo que pude ver que sucedió, parte de lo que sentí que eras o que fuiste, solo hice parte de una conversación.
-        (risas) Entiendo, pero aún no lo logro comprender.
-        No le des muchas vueltas, ¿quieres escucharme tocar algo en el violín? – La veo mirarme con curiosidad, como si hubiese visto un ser del más allá, algo ajeno a éste mundo entonces sacude la cabeza distraída y deja el violín en mis manos. Siento que las mujeres como Denna se están extinguiendo o al menos viven en algún lugar muy pero muy lejano, pero ahora no perderé la oportunidad de acercarme más porque como cualquier libro me puedo llevar un recuerdo, una enseñanza, una canción…
-        Me encantó esa pieza, ¿de quién es?
-        La oí en una película de cine francés. La original es más extensa, esto es solo un resumen. Ah, mira, ¿vez aquel estante? te quiero regalar un libro, toma el que te apetezca.
-        ¿Enserio? – sonrió pero a pesar de la pregunta que hizo se levantó rápidamente como niña en dulcería a escoger uno y lo puso en mis manos.
-        Vale. Que lo disfrutes. Ya debemos irnos, es hora de almorzar.

Así salimos del pequeño salón hasta la recepción, reservé mi formalismo, tomé la mano de Denna y la besé. - Ha sido un placer, disfruté mucho de la plática. – siguiéndome la corriente ella se inclinó levemente con tono elegantizó y profirió: - igualmente. Sonreímos al son y tomamos nuestros propios caminos, yo al mostrador y ella hacia la gran puerta de madera.

Busco en mi maleta el porta del almuerzo y me preparo para ver que sorpresa me dará hoy ella, la vez anterior me hizo unas salchichas con papas en forma de pirámide intercalada la una de la otra, alrededor estaba una ensalada de verduras con puré de papa  aderezada con salsa tártara y por lo que veo hoy es… el desayuno, si, lo que no me alcancé a comer ésta mañana, un huevo frito con una carita triste hecha con mayonesa en la yema, un pan y el jugo de guayaba. Quien diría que se veía feliz cuando se despidió de mí, sé que lo hace para que no haga tanta pereza al levantarme, ahora debe estar mirando el reloj y riéndose de la broma que me hizo. Qué más da, me llenaré de huevo, pan, jugo y risas.

-        Hola Marl.
-        ¿Eres tu Shead?
-        Ya han pasado años
-        ¿De qué?
-        De cuando nos conocimos
-        ¿A, si? ¿Cómo era el tiempo?
-        Gris y lluvioso como ahora
-        Te invito un café.
-        No, ya debo irme, ya es hora.
-        ¿De qué?  - se cerró la puerta y me desperté.
Ya es de tarde, recuerdo que terminé mi almuerzo y sin darme cuenta acabé dormido en la repisa inferior del mostrador.
Veo por encima de la barra que ya todos se han ido y en el recinto solo habita el silencio, reviso el libro de visitas para saber quién entró en mi ausencia. Hago un recorrido concienzudo de la sección uno a la doce – Siempre he sido muy cuadriculado en el orden, no hay libro que se me esconda en cuanto al inventario y de todas las secciones ¡aquí falta un libro! Sección cinco…

La tarde está muerta, muerta como los soldados de las mazmorras, como las almas en el gargarot, tengo ganas de abrirle las piernas a otra mujer libro pero aún no he terminado de leerme ésta. Escucho rechinar la vieja puerta de madera y la primera visitante de la tarde se adentra como luna en el crepúsculo, veo mi rodilla adoptar un ángulo de 45 grados al igual que la otra y va descendiendo poco a poco, sí, me estoy agachando y no porque tenga miedo sino porque recordé que olvidé algo aquí abajo.
Escucho el roce de la tinta y el papel, un golpeteo de cuero y madera y unos pasos rastreros alejándose lentamente. Abro el libro de visitas y en letra grande y cursiva nombra: MILLER
veo pasar de lado a lado la barca de libros de la señora Miller, esa impecable tranquilidad con la que empuja el carrito es la del propio demonio, tiene una mirada gris y profunda como la de un ser fata, tiene esa pequeña joroba en la nuca que da la sensación de que otro ser alberga allí dentro, ella sería la típica protagonista del libro: la bruja de Torcoroma y sus siete jorobas, la madre dante y pedante y no sé qué otros nombre me podría inventar si me la paso pensando el resto de tarde.
-        Hola Marl
-        Doña Torcoroma… digo, ¿señora Miller como se encuentra?  ¿Ya encontró algún libro de su agrado? ¿Qué ha decidido leer hoy? 
-        Me encuentro bien, un poco adolorida de la espalda pero nada que leer un buen libro pueda solucionar, he escogido varios de la sección 4 para aumentar mi conocimiento en los negocios.
-        Me alegra verla tan animada, se ve tan joven como siempre. – Hay una duda que siempre ha invadido mi cabeza sobre la lectura tan dedicada de la señora Miller, me he fijado que en ocasiones da vuelta de la sección 4 y escudriña en la sección 5 y vuelve como si nada empujando plácidamente la barca por el pasillo hacia la mesa más alejada del recinto. Economía mis polainas, tengo más conocimiento en las bolas, si, en las bolas de cristal que me dejó mi madre, que de por cierto era una gitana muy afamada por sus predicciones numerológicas. Hay una gran diferencia de la sección 4 a la 5, tan abismal que sería comparar una moneda con un aparato reproductor.  – Que disfrute los libros señora Miller, cualquier consulta por favor llámeme.
-        Gracias Marl, hasta entonces.
… Ahora ya sé en donde se encuentra el libro que faltaba. Ahí viene un viejo amigo al que le presto mi colección personal de libros…
-        Hola Charlie.
-        “Recordando que en un sueño abrasaste mi llanto y calmaste con mentiras mi dolor, Porque sus palabras anunciaron y mi cómplice que es el viento han traído esas palabras que me desgarran”
-        Has de ser poeta cómo lo recitaste.
-        (risas) nada de eso Marl, Me encantó ésta parte del libro que me diste.
-        Y a mí, Puedes venir por él las veces que quieras.
-        ¡lo haré! Hasta mañana Marl.
-        Hasta mañana Charlie.
Circulo a la derecha, circulo a la izquierda, esto me recuerda a las clases de karate del señor Miyagi, y me encanta como brilla el recibidor junto al libro de visitas, se refleja ondeante la luz del candelabro, se desdoblan los objetos que yacen sobre ella, me pierdo en el brillo y reflejo de los objetos, en definitiva la limpieza es otra de mis virtudes. Me acerco al tocadiscos y coloco un acetato verde de pink Floyd (the Wall), nunca supe el porqué del color verde, yo siempre los vi en color negro. Tomo mi compañera de baile, la deslizo con pasos suaves y rítmicos, veo en la esquina a su amiga observarme inmóvil como esperando a que yo la tome en mis brazos y haga las mil y un maravillas con ella, así que me acerco con mi compañera finalizando una de las canciones del disco, la dejo junto a su amiga, tomo su figura rígida, la poso sobre el piso y le sacudo esas mechas hasta que el piso de madera queda lo más limpio posible, así termino de hacer el aseo y me dispongo a marcharme a casa.
Pulgar en dirección al cielo, índice, corazón, anular y meñique recogidos perpendicularmente, labios en posición, preparando fuerza pulmonar, reacción de labio superior y silbido confirmado. – ¡¿Señor me puede dar un aventón hasta el pueblo?!
-        (ademan) ¡sube!
Hoy quiero llegar lo más pronto posible a casa, ella me está esperando y hacer esperar a una dama no es de caballos ni de burros.
Hablo con el conductor por el camino de cosas triviales como de política y el gobierno, me dice que cuando era joven las cosas eran más sencillas, producías del campo tu alimento y la tierra no pedía tributo monetario por usarla, que había más posibilidades de encontrar una mujer de casa y que había honor en extender las sábanas blancas como una bandera, en fin, cosas que afortunadamente yo había alcanzado a vivir y como perrito de taxi asentía con la cabeza pensando en el futuro de ésta tierra y mis paisanos. Veo tras la ventana del auto que cae la tarde con el atardecer de la cabra, me despido del amable conductor y atravieso la verja hasta los escalones agrietados que conducen a la puerta en donde ella me está esperando.
Siempre me llaman sus labios, son rosados y suaves, me deslizo por y para ellos, llego hasta sus bosques, me deleito con el sabor de su piel, de sus mieles y sus valles, llego a la cúspide de la gloria por y para ella y así mismo lo hacen para mi sus caricias, su ira de no poder tenerme siempre, de no temer un hasta luego, pero luego aún me abraza, me espera a que regrese para volver a besarla,  Me enredo en ella, juega con migo a no soltarme y a escaparse de mí, me dice: - no quiere entrar - pero yo le digo que si quiere y me aferro aún más a su cuerpo, veo esa ansiedad en su rostro y se ruboriza, aun es virgen y lo seguirá siendo todas las veces que podamos estar juntos aquí o en un futuro inexistente. Siento en el aire el olor a vainilla que es propio de ella y que se intensifica con el roce de nuestra piel hasta que llega la calma acompañada de suspiros, besos, más caricias y el silencio.
-        ¿Y si quedas embarazada?
-        Eso no sucedería.
-        ¿Por qué?
-        Porque no me embarazo sola, ¡nos embarazamos!
-        (risas) tienes toda la razón, espero que me den los días de maternidad para estar junto a ti. Ya debo irme, descansa.
-        Espera, no te vayas.
-        Ya debo irme…
-        ¿A dónde?
-        Debo recuperar algo que perdí.
-        Pero quiero que me abraces toda la noche.
-        Lo siento, ya debo irme.
-        ¿Ya te había dicho que te amo?
-        No, pero siempre lo supe.
-        Te estaré esperando, cuídate.

Ya es de noche, la luna brilla junto a las estrellas, los árboles se tambalean junto al viento, los gatos se esconden sigilosos esperando alguna presa desprevenida, se ve uno flexionando las patas traseras y levantando al compás las delanteras como si preparase el suelo para tomar una siesta, sus ojos se ven brillar con la luz de los faroles y se interna más en el pequeño arbusto en que se esconde, puedo ver su cola moverse rampante y alerta. Continúo mi camino hasta llegar a una cerca de madera con una cerradura de mano, la abro lentamente y me escabullo en el patio trasero, la única entrada disponible es una vieja puerta que asoma en el suelo hacia el sótano.
Soliloquio.
-        ¡Asistente!
-        Señor ¡Si señor!
-        Necesitamos verificar las provisiones. Mascara –No deseo que me descubran infraganti, además si me llegasen a descubrir pensarán que soy un espanto, la figura que verán sería la cara de un pequeño duende con la sonrisa malévola, los ojos brillantes y los pómulos rojizos.
-        ¡Listo!
-        Linterna
-        ¡Cargada!
-        Shiii no hables tan fuerte.
-       
-        Listo, ya podemos iniciar, entra y enciende la linterna.

Frente a mí un sótano lleno de antigüedades y reliquias del año en que reinó Enrique v1, plantas secas colgando del techo, un estante lleno de frascos de vidrio, una mesa con manuscritos viejos y al lado las escaleras que llevan al primer piso, me dirigí rápidamente a las escaleras. El corazón me apretaba aún más el pecho, ya tenía el lugar suficiente aspecto de guarida de bruja como para aventurarme a la sorpresa de que me caiga una maldición, me salgan verrugas en las esferas del dragón, o peor, se me caiga el báculo sagrado, me hice la cruz tres veces invoque a los ángeles que custodian esa hora, hoy es jueves y es la 1 de la mañana:  Sachiel, ángel protector de ésta hora, te encargo mi protección así como gloriosamente has ayudado a otros, protégeme de todo mal y peligro y haz que se haga mi voluntad siempre que sea para bien, amen.
Dios te salve maría… - se oyen ruidos viniendo del primer piso y la puerta que conduce al sótano abrirse, suenan sobre el piso unos pasos… ya debo irme.
Ya sabrán que como alma que lleva quien salí disparado, no tuve tiempo de pensar de no hacer ruido, en el camino tiré el estante, manotee objetos para abrirme paso  y así emprendí la huida de la casa de la señora Miller.
Llegué a casa sudando como una trucha y caí tendido en el sofá al lado de la cama.

-        Hola Marl
-        ¡Shead!
-        Mira tú cuello.
-        ¿Para qué? No puedo.
-        Sácate los ojos y mira.
-        ¡Qué estás loco!
-        ¡¿Y que tú estás ciego?! Esto es un sueño, ¿puedes hacer que las cosas sucedan no?

Recuerdo que me acosté a dormir en el sofá de mi habitación, ella estaba en mi lado de la cama. Ya es de día, el sol ha dado paso a la lluvia, se ve el cielo gris y la vieja cortina de mi habitación ondea con el viento del rocío, se ve a través de ella el vidrio opaco y unas pequeñas gotas de agua resbalando.
Me dispongo a iniciar otro día, ella me saluda y me pide que me aliste para ir al trabajo.
-        Hoy no quiero ir a trabajar
-        ¡Debes ir! O acaso quiere que te despidan.
-        Eso no sucedería.
-        ¿Por qué?
-        Porque no me despiden solo, ¡nos despiden juntos!
-        (risas) bobo, es enserio. Levántate de una vez por todas.
-        (risas) ya voy, ya voy.
Empaqué en mi maleta un cambio de ropa dentro de una bolsa, en uno de los múltiples bolsillos de ella guardé una barra de chocolate y una cajita de leche, reacomode mi monociclo rocinante junto a una toalla y mis botas, me puse la pantaloneta de ir al rio, una camisetilla que me hace ver los músculos de oliva que tengo y  unas chocatas. Ensillé mi yegüita y comencé a pedalear.
Ella asomó desde el mirador de mi habitación, estaba sonriente como esta mañana, tomé un suspiro hondo y pausado y continúe.
No llevo más de siete minutos y estoy empapado, las gotas de lluvia juegan con mis pestañas, las llantas me lanzan del suelo más agua de la que cae y uno que otro mugre me cae en la boca, las calles están vacías y solas junto conmigo. lamento no haber comprado los guardabarros la semana pasada, las alcantarillas del último tramo de la carretera están desbocadas… cierro la boca, aprieto los dientes, los ojos y paso a regañadientes hasta el camino que conduce al gran roble, al llegar al puente colgante me detengo para darme un baño, bajo por un pequeño camino hasta la orilla de la creciente del río, saco un pequeño tarro con unas inscripciones grabadas que muestran H&S, vacío su contenido sobre mi cabeza y empiezo a frotar, con mi mano libre restrego el jabón por el resto del cuerpo y luego con ambas manos me aviento agua para quitarme el ardor del champú que me cayó en los ojos, termino de lavarme y vuelvo a subir el camino que se muestra ante mi resbaloso, me sujeto del pasto que yace en el suelo y logro subir al lado en que dejé mi yegüita amarrada.
Siento que una dulce voz me habla y me dice algo que no logro entender, me detengo unos instantes para oír el sonido de la naturaleza, tomo un hondo respiro y alzo mis brazos para estirarme, escucho las gotas golpeteando el suelo junto a los charcos, el viento arremolinando pesadamente las hojas, las piedras del camino tropezando una con otra, una fuerte brisa golpeando el lado derecho de mi cuerpo y la creciente del rio llevándose el puentecillo a no sé dónde mientras retrocedo para no irme junto con él y así me quedo unos instantes inmóvil como si estuviese mirando un cortometraje de mi vida en donde afortunadamente no hubo fin. Río unos instantes, el rio sigue ahí, y me vuelvo a sonreír de todo, del agua arremolinarse, de los troncos que salen y vuelven a esconderse en el agua, de la brisa fuerte que golpea el lado derecho de mi cuerpo, de las gotas de lluvia bailarinas entre mis pestañas, de no saber si es agua o sudor lo que baja por mi cuello, de mis manos apretarse contra mis mejillas y la risa me sigue saliendo, aún más descontrolada hasta que caigo tambaleante en el suelo, empiezo a llorar y distingo la calidez de mis lágrimas al resto de líquido, agradezco de la gran suerte que tengo, por todo lo que he podido tener, por poder haberla conocido a ella, poder seguir aquí y poder continuar viviendo. Doy media vuelta a mi yegüita y me dirijo nuevamente a mi casa.
Subo las escaleras desgastadas por el golpeteo de mis botas, logro ver la puerta que conecta a mi habitación y la veo allí acostada en la cama inmóvil, no quiero arruinar su sueño ni preocuparla, así que me dirijo a la sala, me dispongo a terminar de leer mi libro, voy a la cocina y me reparo una taza de café con leche, y me acomodo en el sofá, descargo el café junto a la lámpara que se encuentra encima de una mesita y de allí mismo tomo el libro, y así me interno en las curvas apasionadas que van de una página a otra hasta que entro en estado catatónico y paso por varias de sus fases como la excitación, impulsividad, mirada fija, bloqueo y por último el final del libro casi me provoca una catalepsia, en definitiva, me encantó y me gustaría que no hubiese un final.  Después de un rato, ya me pesan los parpados y siento que ya me dan la vuelta los ojos como muñeca, saco el bocadillo y la bolsa de leche de los bolsillos de mi bolso, acomodo el libro en la mesita, termino mi lunch, me reclino aún más en el sofá, de ahí no pensé en nada más.
Al día siguiente me cuesta abrir los ojos así que me ayudo con los dedos para separar los parpados, ha de ser la conjuntivitis, me aplico unas gotas que me receto el doctor, me estiro la cara, sacudo el cuerpo y comienzo a subir por las escaleras a mi habitación.


Me acuesto a su lado, cierro los ojos y cubro con mi brazo su cuerpo, poso mi mano en su pecho izquierdo, siento un intenso cosquilleo en todo mi cuerpo, he decidido no ir al trabajo el día de hoy, me quedaré en casa junto a ella todo el día, vuelvo y la abrazo fuerte, apoyo mis mejillas en su espalda, siento las gotas tibias de mis lágrimas recorrer su espalda entre mis mejillas, pero no abriré los ojos, recuerdo todas las cosas que hemos vivido, las mañanas en que me despertaba y ella estaba allí como ahora, cuando yo me escondía en ella y huía de mis caricias incitándome a seguirla; me aprieto aún más a ella. Recuerdo lo que me decía “ya te dije que te amo” y yo respondía no, pero siempre lo supe. Cuando me pidió que la abrasara toda la noche. Siento nuevamente un frío recorrer, no solo su cuerpo ni el mío, sino toda la habitación se impregna de ese silencioso hielo, lejano, nostálgico y distante. Pero no abriré los ojos porque la veré pálida y triste, y tan solo quiero verla viva como en mis recuerdos y no despertar nunca más.

ELLA

About me

Hello

I'mJhon Rivera

Gestor de mercados, estratégias de Marketing, Músico Independiente y Diseñador web

(El narrador) Nacío en colombia en 1992. Músico, Poeta, Agente comercial, Gestor de mercados, Diseñador web y dueño de la otra orilla (de la cama). Santandereano de casta, joven de escaso futuro y presente incierto. Se independizo a la edad de 17 años, mientras finalizaba su bachillerato, un alumno muy aplicado en el estudio del cuerpo y la mente. Trabajaba en una empresa explotadora de almas puras hasta que decidió iniciar su propio proyecto con @KANGUTINGO, luego continuó con otros como son: TTP (Tatuajes temporales y Permanentes) - TEJIENDO WEBS Empresas que en la actualidad (2017) están en funcionamineto. Está enamorado de las Historias que llegan a sus oídos. Su vida entera cambió desde que conoció su guitarra que lo ha venido acompañando desde entonces.

service

TGo Gestión de mercados

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

DISEÑADOR GRÁFICO

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

CUENTERO EMPÍRICO

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

DISEÑADOR WEB

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

MÚSICO INDEPENDIENTE

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

FOTOGRAFO p.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.

3000

LINES OF CODE

50

COFFEE CUPS

324

BOOKS

1234

GIFTS
JHON RIVERA
+57 - 3115093291
Bucaramanga, Colombia

DÉJANOS TU MENSAJE

Incluyee tu telefono y otros datos de contacto